La importancia de un buen logotipo

por | Oct 3, 2018 | Consejos |

«La armonía de la vida es tener alineado corazón y mente»

El logotipo es una pieza clave para tu actividad o empresa, y para tu imagen corporativa, es decir, el logotipo es tu identidad como marca, a través de él te comunicas con tus clientes o usuarios.

Actualmente estamos bombardeados de imágenes, logos, símbolos…y a pesar de esto recordamos e identificamos con facilidad cada uno de ellos, pero lo que más nos cuesta es acordarnos del nombre de la empresa en sí. Ciertamente, a través de este sencillo ejemplo podemos ver este hecho de nuestra mente, en el mundo cinematográfico recordamos la portada de una película a la perfección, pero no el nombre de ella, lo mismo con el nombre de un actor o actriz tenemos su cara, pero su nombre no fluye a través de la comunicación verbal.

He aquí la importancia de tener un logotipo que marque diferencia respecto a otros. En nuestro caso como diseñadores holísticos, nos gusta ir a la esencia de cada actividad o persona con la cual trabajamos, nos es imprescindible conocer bien no solamente la empresa, sino ir un poquito más allá, conocer los valores, todas las actividades y por su puesto la filosofía. Nosotros nos sentimos, porque así nos gusta, una extensión de esa empresa o profesional que nos contrata, y debemos actuar en base a su alineación en la vida y en la sociedad que rige su negocio.

A partir de aquí cuando nos hemos empapado de cuáles son sus necesidades, que a partir de ahí serán nuestras, empezamos la creación del logotipo, normalmente son horas y horas de inspiración, hasta que nosotros sentimos que el cliente final, los usuarios del negocio, puedan reconocer, sentirse conectados, y agradar esa imagen que definirá para siempre una empresa.

logotipo

¿Cómo creamos un logotipo?

Lluvia de ideas

Lo primero es empezar por la idea. Para ello, hemos de tener claro a qué se dedica la empresa y cuáles son sus valores, ya que ha de quedar plasmado en el logotipo nada más verse. Nos vendrá bien coger lápiz, papel, pizarra y cualquier otra herramienta que nos pueda servir para anotar palabras, frases, ideas, todo lo que venga de un fogonazo a la mente sin previo aviso puede valer.

Se trata de mezclar esas palabras clave, ideas, etc., para empezar a hacer un boceto previo de lo que podría ser el futuro logotipo. Cuando empiezas surgen las ideas más obvias, pero cuando llevas un buen rato comienzan a surgir las ideas más interesantes. Aquí nunca ha de haber límite de tiempo y se ha de reflexionar detenidamente, ya que todo el resto del trabajo irá basado en esto. Es la idea principal, si no se está completamente convencido aquí, el resto no debería continuarse.

Boceteado

Ahora que ya tenemos una idea o incluso un previo del boceto, es hora de hacer un boceto en condiciones, con las ideas que hayamos tenido, les intentamos empezar a dar forma, también nos vale lápiz y papel, aunque a veces podemos empezar a usar el ordenador en este punto.

Pensamos como deberían unirse las ideas más interesantes para que quede un mensaje sólido.

Vectorizado y color
Aquí llega el momento en el que pasamos a utilizar, normalmente, el ordenador. Utilizamos Adobe Illustrator o Inkscape dependiendo del proyecto. Comenzamos haciendo una foto o escaneado del boceto o bocetos (aquí solo deberíamos tener una idea o dos como máximo en casos excepcionales). Utilizamos proporciones áureas o doradas, espirales, y formas geométricas así como retículas para que quede un logotipo construido de la manera más sólida posible. Aquí acabaríamos de elegir los colores principales normalmente 1 o 2, como máximo 3 porque cuanto más colorido más difícil es recordarlo y que deje una impresión en nuestro cerebro. Siempre hay excepciones, pero esto es lo recomendable.
Manual de logotipo y manual de imagen corporativa

El manual de logotipo es un pequeño resumen y lo añadimos siempre de forma gratuita dejando claro el logo, color, tipografía usada y uso del logo para otros medios.

El manual de imagen corporativa no lo hacemos a no ser que así lo desee la empresa. En este manual se deja claro cuáles son los colores CMYK, RGB o incluso Pantone si fuera necesario. Cuáles son los lugares donde se puede utilizar nuestro logotipo y cuáles no, cuando utilizar el positivo o negativo, dejar claro las medidas con sus proporciones, así como el tamaño mínimo que se puede utilizar. Son todas las cosas para que en cualquier lugar donde pongamos nuestro logotipo sea siempre el mismo, en cuanto a formas colores, orden, uso correcto, etc.

Mires donde mires no verás la manzana de Apple en ningún sitio distinto que no sea el que ellos han estipulado como uso correcto y eso está en su manual corporativo. Es especialmente útil en empresas grandes,  franquicias, ayuntamientos o instituciones públicas y sobre todo cuando el uso del logotipo se va a utilizar en muchos medios, más allá de una simple página web, como en la papelería de la empresa, maquinaria, medios de transporte, fotografías, etc.

Un factor importante: La psicología

¿Os imagináis un logotipo para una empresa de pan de molde y que su color principal fuera el mismo color del moho? ¿O una empresa dedicada a la construcción de viviendas con líneas curvas, dando una imagen de poca estabilidad y solidez? Nosotros no. Cada momento es importante y se ha de cuidar al máximo. Por ello utilizar la psicología durante toda la creación lo es aún más.

En Ayaba utilizamos la psicología desde el mismo momento que cogemos el lápiz y el papel, e indicamos a nuestro cliente las mejores opciones para llegar a su objetivo y así transmitir el mensaje que quieren.

Conclusión

Por todo esto que hemos dicho, nosotros tenemos que estar alineados y muy conectados con la empresa que nos solicita ayuda, y sobretodo creer y gustar la actividad para la que estamos trabajando, sino, no tiene sentido transmitir la esencia o el alma de un negocio en una imagen. Quizás muchos penséis que no es necesario para según qué actividad tener algo identificativo, pero esto del logotipo va más allá de creer, es sentir, estar conectado y orgulloso de la imagen que nos va a diferenciar del resto, es el todo plasmado en un lugar, que tú puedes ir repartiendo en las redes sociales, anuncios, carteles… Es marcar la autenticidad de tu empresa.

Nuestro único consejo que os damos es contratar a profesionales que entienda lo que hacéis, que ame a lo que os dedicáis, porque el resultado cuando amas lo que haces es muchísimo mejor.

¿Te ha gustado este post?

Suscríbete a mi lista para ser el primero en recibir mis novedades

¡Ya estás suscrito! Te acabo de enviar un email, si no lo ves, puede que esté en tu carpeta de SPAM. Clica en el enlace de confirmación que hay en él. :)